Información sobre la abeja reina

Hay muchas especies de abejas, pero no todas viven y se comportan de la misma manera. Las abejas son sociales o solitarias, dependiendo de su especie. Las abejas solitarias viven independientemente unas de otras, excepto cuando se reproducen. Las abejas sociales anidan en colonias que pueden consistir en unos pocos miembros o varios miles de abejas, todas viviendo y trabajando juntas para mantener su colonia bajo la dirección de una abeja, la abeja reina. Ya sea social o solitaria, todo lo que hacen las abejas es cumplir con un propósito: producir más abejas para asegurar la supervivencia de la colonia y de sus especies.

División de tareas

División de tareas de las abejasLa abeja reina es la hembra «líder» reproductiva de la colonia entre las especies de abejas sociales. Las abejas están en el orden de los insectos Hymenoptera, junto con las muchas especies de avispas y hormigas. Las especies con colonias sociales se estructuran en un sistema de castas. Existe una división del trabajo entre los miembros de la colonia para asegurar que se satisfagan todas las necesidades críticas de la colonia.

La abeja reina de la miel es responsable de poner todos los huevos necesarios para producir nuevas abejas y desarrollar la colonia. Ella es el único miembro de la colonia que pone huevos. También dirige el comportamiento, las asignaciones de trabajo y el equilibrio de la población de la colonia para asegurarse de que sea estructuralmente sólido. Ella comunica sus directivas con varias feromonas, que son químicos que dictan el comportamiento de abejas específicas, y hacen que algunos miembros de la colonia se conviertan en obreros, otros en zánganos y otros en reinas potenciales.

Las abejas obreras son todas hembras, pero no son sexualmente maduras, y la mayoría nunca lo serán. Recogen y producen alimentos o sirven como abejas nodrizas, cuidando los huevos, las larvas y las pupas a medida que se desarrollan. Algunas de las abejas obreras sirven a la reina, proporcionándole jalea real, que es un nutriente necesario para su eficaz reinado.

Los machos son llamados zánganos, y su única función es proporcionar esperma para la fecundación de los óvulos. Puede sonar como si fueran los miembros perezosos de la colonia que son de poco beneficio, pero la colonia no podría sobrevivir sin ellos. La vida de un zángano no es tan buena como parece. Los zánganos mueren inmediatamente después de aparearse con la reina, y los que no se aparean ya no son necesarios para la colonia, por lo que son arrastrados desde el nido por las obreras, donde rápidamente mueren de hambre.

Duración de vida y especies de abejas reinasDuración de vida y especies de abejas reinas

Una abeja reina de la miel vive de dos a tres años, en promedio, y unas pocas viven hasta cinco años. Existen siete subespecies de abejas melíferas. La mayoría de las abejas melíferas utilizadas por los apicultores son Apis mellifera, y existen varias subespecies o cepas de éstas, cada una con características, temperamentos y otras cualidades únicas que hacen que sus colonias y colmenas sean únicas. El tamaño de la colonia, la cantidad de miel producida, la resistencia a las enfermedades y la agresividad de las abejas obreras son algunas de las cosas que varían entre especies.

Los apicultores conocedores a veces utilizan reinas de diferentes subespecies para desarrollar una producción óptima de miel y otras cualidades deseables en las colmenas que mantienen. También pueden desarrollar colonias con abejas obreras que son más fáciles de manejar y resistentes a las enfermedades y los parásitos. Las abejas melíferas italianas (Apis mellifera lingustica), alemanas (A.m. mellifera), carniolas (A.m. carnica), caucásicas (A.m. caucásicas), buckfast (híbridas) y rusas (híbridas) son algunas de las subespecies e híbridos comunes que utilizan los apicultores.

Cuando una abeja reina de una subespecie diferente reemplaza a una reina en una colmena, la colonia cambiará en las próximas semanas a medida que las nuevas abejas nacidas de los huevos de la nueva reina maduren, y las abejas más viejas de la colonia lleguen al final de sus vidas naturales. Las abejas obreras sólo viven de unas pocas semanas a unos pocos meses, dependiendo de la época del año, por lo que la colmena puede cambiar a un conjunto de abejas completamente nuevo dentro de ese período de tiempo.

¿Cómo es una abeja reina?

Las abejas reinas suelen ser ligeramente más grandes que otras abejas de la colonia. Las reinas de las abejas de la miel tienen un abdomen más cónico y, a menudo, más pelos dorados en su cuerpo. Debido a que estas diferencias son sutiles y a que las abejas reinas juegan un papel tan vital en la colonia, los apicultores a veces marcan a las abejas reinas con pintura para rastrear mejor su ubicación.

Picadura de abejasPicadura de abejas

La mayoría de las especies de abejas pueden picar, pero se consideran dóciles y no es probable que sean una amenaza para las personas a menos que se las perturbe. Algunas especies de abejas melíferas, como la abeja africana (A.m. scutellata) son muy agresivas y pueden ser muy peligrosas para aquellas que se acercan demasiado a sus nidos.

Las abejas de la miel pican por una razón: se sienten amenazadas y se están defendiendo o están en su nido. Cuando las abejas se sienten amenazadas y responden picando, también liberan una feromona que les dice a otras abejas en el área que una amenaza está en progreso, llevándolas a la lucha. En la mayoría de los casos de abejas europeas que se enfadan, dos o tres de cada diez pican al agresor que las amenaza. Las abejas africanas de la miel responderán de manera mucho más agresiva con ocho o nueve de cada diez abejas que se unan a la acción. Aunque las colmenas de abejas melíferas africanizadas son generalmente más pequeñas que las colmenas de abejas europeas, existe una diferencia considerable en el número total de picaduras infligidas.

Las abejas africanas de la miel se han extendido por gran parte del suroeste de los Estados Unidos a medida que las agresivas reinas africanas de la abeja de la miel han superado a las colmenas de abejas europeas, tanto salvajes como domesticadas, desplazando a las dóciles reinas europeas. A las pocas semanas del derrocamiento, la colmena se convierte en una colonia de abejas melíferas completamente africanizada, ya que los huevos de la nueva reina eclosionan y se desarrollan rápidamente hasta la edad adulta. Las abejas europeas mayores comienzan a morir cuando llegan al final de su vida útil, completando la conversión.

La abeja reina realmente controla la colonia de abejas melíferas y sus súbditos son leales hasta el final.